Monday, April 18, 2011

En el Centenario de Mahler: su formación.


Comienzan los 30 días de celebración por el centenario luctuoso de uno de los compositores más grandes de todos los tiempos: Gustav Mahler.

Para conmemorar tan magno acontecimiento, doy inicio a una serie de publicaciones donde se pretende analizar su biografía (más allá del mito M de Mahler… M de Muerte) de la mejor manera en que se puede descifrar su vida: a través de su obra.

Sin lugar a dudas que Mahler fue una singularidad para su época, le tocó vivir en un ambiente donde el sentimiento era fuertemente nacionalista (odio creado a mediados del siglo XIX -incrementándose durante el siglo XX-). A pesar de ese sentimiento tan arraigado en la sociedad, Mahler fue un ciudadano del mundo.

Nació bohemio (su carácter así seguiría durante el resto de su vida), esto es: checo y alemán; además fue judío. Toda esta aparente mezcla contribuyó a un gran enriquecimiento para su persona (más no de exclusión), de tal modo que sobresalió fácilmente en su propia generación.

Desde los 5 años, ya se observaba el talento hacia la música, por lo que a muy temprana edad fue inscrito en el conservatorio de Praga, desde donde lo apoyaron para inscribirlo a los 15 años de edad (1875) en el conservatorio de Viena, donde tuvo los mejores maestros de la época (como Anton Bruckner).

De esa temprana edad de composición, lo único que sobrevive es un Cuarteto para Piano (presentado por primera vez hasta 1964, en la ciudad de Nueva York) y sus primeros lieder (La Canción del Lamento en 1880).

Mahler comenzó a destacar como Director de Orquesta a mediados de la década de los 80’s, llamando inmediatamente la atención por parte de los grandes compositores de la época.


Soy checo para los austríacos,
austríaco para los alemanes y
judío para el resto del mundo.
Gustav Mahler

Saludos.

No comments:

Post a Comment