Wednesday, May 29, 2013

100 años de La Consagración de la Primavera, por Igor Stravinsky


Un día como hoy -29MAY13-, ocurrió el estreno del ballet La Consagración de la Primavera, escrito por uno de los más grandes compositores del siglo XX, el ruso Igor Stravinsky.
La coreografía del ballet fue realizada por el gran bailarín Váslav Nijinsky y el escándalo que siguió a la puesta en escena fue muy notable y famoso... uno de los más grandes en el arte durante el siglo XX.
Nijinsky llegó a París con un grupo de artistas rusos (entre ellos Stravinsky) desde unos años antes para montar algunas temporadas de ballet. En 1909, participó en el papel protagónico de La Fiesta, un ballet montado con música de diversos compositores rusos, así como en La Bella Durmiente, de Tchaikovsky, con un éxito arrollador.
En 1910, protagonizó Giselle, de Adolphe Adam, también con un ballet hecho a partir del poema sinfónico Sherezada, de Rimsky-Korsakov y el primer gran éxito de Stravinksy: El Pájaro de Fuego, que inmediatamente catapultó al compositor a la fama internacional.
Para 1911, presenta otra adaptación para ballet, ahora con música de Carl María von Weber, intitulada El Espectro de la Rosa, y finalmente va a alcanzar la cúspide como bailarín con Petrushka de Stravinsky.
Para 1912, comienzan los escándalos: toma la impresionante obra de Claude Debussy, Preludio al Atardecer de un Fauno y la preparar para la escena, llamándole como el poema El Atardecer de un Fauno. El ballet es de alto contenido erótico (tal como lo es la música y el poema), por lo que sus movimientos sexuales polarizaron la sociedad parisina... sin embargo, el verdadero escándalo apenas estaba por venir.
En 1913, bajo el encargo de Debussy y Stravinsky, Nijinski preparó una verdadera joya de las artes escénicas: Las Sílifides, con música del gran Frederick Chopin. La puesta en escena ocurrió también hoy... pero hace 100 años, el programa de aquella noche inició con esta bella obra donde participaron Nijinsky, Tamará Karsávina y la gran Anna Pávlova... para seguir con la obra del escándalo.
Previamente, el 02ABR13 se dio la inauguración del Teatro de los Campos Eliseos con obras espectaculares: La Mar de Debussy, El Aprendiz de Hechicero de Paul Dukas, el Preludio a la ópera Fervaal de Vicent d'Indy & música selecta de Camille Saint-Saëns, con la interpretación de los propios compositores. Como se observa, este teatro estaba dedicado a lo más selecto del gusto parisino y su música.
Con todo lo anterior como preámbulo, era de esperarse que el Teatro de los Campos Eliseos estuviera a su máxima capacidad y se tuvieran grandes expectativas con respecto a la nueva puesta en escena de la mancuerna Stravinsky-Nijinsky y fue grande la ponencia... pero en el desorden del público... tanto que desubicó a los músicos y bailarines durante el estreno.
La obra consta de dos partes:
  • Parte I: La Adoración de la Tierra
  • Parte II: El Sacrificio

La Parte I se desarrolla en una colina sagrada, donde algunas tribus rusas se reúnen para dar la bienvenida a la primavera. Mientras una hechicera y un anciano dan incio al ritual, un grupo de jóvenes empiezan a bailar hasta que todos se les unen con mucho frenesí. Se tranquiliza la situación y buscan a una virgen para el rito del sacrificio y es cuando el baile se va haciendo cada vez más violento hasta que el anciano besa la tierra, de donde surgen los primeros brote verdes... anuncio de la inminente llegada de la primavera.
La Parte II muestra al grupo de vírgenes bailando, de donde surgira la úngida para el sacrificio. El anciano dirige ahora el rito, seleccionando a una joven virgen, la cual cae en trance y es llevada al punto del sacrificio, siendo inmolada.
Un dato curioso es que el papel de la virgen a inmolar fue ensayado por la hermana de Nijinsky, Bronislava, pero durante la preparación y ensayos resultó embarazada la virgen, por lo que tuvo que ser sustituida.
Por el tema y los antecendentes del compositor, se esperaría que la música fuera rusa (como Petrushka o El Pájaro de Fuego); sin embargo, Stravinsky prefirió seguir la corriente que los franceses iban creando, transformando la música... el resultado fue desastroso: el público estaba fanáticamente polarizado, por un lado estaban los artistas que defendían los nuevos tiempos, por el otro se encontraba una sociedad horrorizada ante la falta de mesura en el escenario y las nuevas propuestas musicales. Entre el público estaban personalidades del tamaño de Pablo Picasso (pintura al principio de esta publicación), Camille Saint-Saëns, Jean Cocteau (cuyo dibujo al final de estas letras fue hecho ex profeso para mostrar el caos de la premier) e inclusive Coco Chanel, quien sería una de las principales detractoras de la obra y sin embargo, se convertiría en la pareja sentimental del compositor.
Al día siguiente hubo duelos entre los que defendían y atacaban la obra, en sí la puesta en escena fue un caos, donde la gente no cesaba de gritar (a favor o en contra). Stravinsky se encerró en su oficina y salió por la puerta trasera al terminar la obra. Hubo conatos de pleitos dentro del propio teatro. Saint-Säens abandonó el teatro durante la primera parte. Existen algunas publicaciones de críticos de la época que aseguran haber visto a Nijinksy "contándoles" los tiempos a los bailarines porque la música no se escuchaba.
Se dieron 5 presentaciones más en este teatro, donde hubo silbidos, aplausos y risas, pero sin llegar al escándalo de la premier. En la segunda presentación, estuvo el gran compositor de ópera italiano Giacomo Puccini, quien describió la coreografía como ridícula y la música la etiquetó de cacofónica: "La obra de un hombre loco".
El escándalo fue tal, que Nijinsky tan sólo montó una obra más, Til Eulespiegel, con música de Richard Strauss en 1916, siendo un fracaso total... tal vez por estar inmersos en la Primera Guerra Mundial y los franceses no veían con agrado la gran música del enemigo. El ballet de El Atardecer de un Fauno se apagó (entre censura y autocensura), siendo revivido hasta la década de los 80's con gran éxito, incluso Queen incluye una breve sección de este ballet en su video para la pieza I Want to Break Free, de 1984, donde participó el Ballet Real de Londres y Freddy Mercury tuvo que quitarse su muy representativo bigote para interpretar al fauno.
Y con el pesar de los pesares de los detractores de La Consagración de la Primavera, la obra es sin lugar a dudas, una de las mejores creaciones del siglo XX, su escándalo no opacó su belleza, por lo que siguieron las representaciones en todos los teatros más importantes del globo. Inclusive, el primero de los proyectos de Walt Disney llamado Fantasía incluye esta obra, pero con una representación de lo que se creía en 1940 que fue la evolución del planeta (con errores propios de la época)... en otras palabras, el genio de Disney trocó la sexualidad y religiosidad pagana por la crueldad real de la naturaleza, sin mostrarse censura al respecto, a pesar de ser contemporáneos (apenas 27 años de diferencia).

Con respecto a Nijinsky, de 1919 a 1950 estuvo en hospitales psiquiátricos de Suiza por padecer de esquizofrenia. Julio Cortázar tuvo la oportunidad de apreciarlo, opinando al respecto: "Este teatro donde una vez el grandísimo cronopio Nijinsky descubrió que en el aire hay columpios secretos y escaleras que llevan a la alegría".
(Hubo otras personalidades que Cortázar también llamó cronopios, como es el caso de Louis Armstrong... el Cronopio Mayor es el mismo escritor, acorde a sus admiradores).
Saludos. 



No comments:

Post a Comment